Que ver en Lisboa

0

Lisboa-Portugal

Lisboa es ciudad es increíblemente agradable y acogedora, tanto para quien solo hacer turismo como para los que deciden residenciarse en esta, es una ciudad cosmopolita con buenos accesos y a pocas horas de distancia de cualquier capital Europea.

Se alza sobre siete colina, proporcionando sus increíbles vistas, que se complementan con el gran océano Atlántico de fondo. Mezcla sus cultura, su herencias y sus tradiciones con un increíble modernismo y logra capturar la esencia y a cada uno de sus visitantes.

Se caracteriza por ser uno de los mejores destinos para vacaciones familiares, cuenta con cualquier cantidad de historias ricas y variadas, con cercanía a las playas costeras, siendo perfecta para recorrerla en dos o tres días sin que sobre el tiempo y sin agobiarse de que falten lugares por recorrer.

¿Cuándo visitarla?

Su temperatura es envidiable todo el año, sin embargo, esta ciudad tiene actividad y atractivos turísticos que no cesan en todo el año. En Lisboa, los veranos son secos y cálidos, las primaveras y otoños agradables, y los inviernos suaves pero con gran frecuencia húmedos.

A pesar de no ser una de las principales capitales de Europa más visitadas, la mejor época del año para visitarla es al finalizar la primavera, que va entre mayo y junio, con días luminosos y temperaturas soleadas, mientras que los meses en que la ciudad incrementa la flota de turistas son entre junio y agosto.

Y sus inviernos son extremadamente acogedores, en donde puede llover bastante pero, aun así, no cesan las atracciones turísticas durante estos meses.

Centro Histórico de Lisboa

Es una combinación de estilos que cautiva, si los recorres de días podrás detallar cada uno de los registros históricos en los estilos de estos lugares, alejándote del ruido, y para las personas que prefieren salir de noche, notarán como la ciudad da un giro de 360 grados, donde las luces, y  el ambiente hacen parte de la vida moderna de Lisboa.

El centro de Lisboa se articula en torno a la Baixa Pombalina y las colinas que lo rodean, que va desde la Plaza del Rossio y los Restauradores que es una zona llana entre colinas y concluye en el Arco Triunfal que da paso a la Plaza del Comercio en donde tenemos unas extraordinarias vistas del rio Tajo.

Una de los atractivos históricos y de las cosas más típicas del centro, es su Tranvía 28. Normalmente siempre esta abarrotado de turistas, en temporadas altas y permite recorrer de manera más fácil la ciudad, llegando en menos de 5minutos desde las plazas hasta la parte más alta de las colinas, donde se encuentra el gran Castillo de San Jorge con excelentes vistas de Lisboa, comunicando ambas zonas.

 

Parque de las Naciones

Y por último, no puedes irte  sin antes visitar su atractivo moderno principal, que ofrece un contraste con el centro histórico de Lisboa. Donde se encuentra el gran Oceanario de Lisboa el segundo acuario más grande de  Europa, en donde coexisten más de 15000 de seres vivos de más de 450 especies.

El edificio en que se encuentra es un punto clave, ya que es lo que más llama la atención del Parque de las Naciones, porque está flotando en el agua, cuenta con dos plantas  y se accede a él por pasarelas. Es un excelente lugar para disfrutar y deleitarte con el inmenso azul y la cantidad de especies en su interior, especialmente para los niños.

Compartir
Artículo anteriorBienvenido a Noruega
Artículo siguienteBienvenido a Holanda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here